sábado, 6 de diciembre de 2008

Bases del proceso de “modificación-del-pensamiento”:


(Para ver en gran formato, pincha la imagen)


´El hombre es y construye el mundo a cada momento en relación a otros: en base a referenciales externos de tipo humano, interiores orgánicos y otros permanentes de tipo físico; si éstos se modifican o cambian, entonces el hombre será otro´ (Eje principal de toda “construcción-de-la-realidad”: la “fuerza-de-gravedad”, ´La cuerda que une a las perlas del Collar del Buda´) .

MODIFICACIÓN DE LA “CONSTRUCCIÓN-DE-LA-REALIDAD”

Para entender lo que sigue, hay que salir de la observación sociológica o psicológica normal, hay que situarse en ´una concepción mágica del mundo´:

el que vive en esta realidad, ha modificado voluntariamente o le han modificado sin que él/ella se de cuenta, en algún punto su “construcción-de-la-realidad”, ya sea en sentido “vertical” u “horizontal”,

cuando digo “vertical” debe entenderse desde arriba hacia abajo, neo-cortex, sistema límbico, médula espinal, neurovegativo, etc. ;

cuando digo “horizontal” debe entenderse cerebro izquierdo-lógico-analítico, cerebro derecho-analógico, simbólico-espacial y todos las resultados posibles de

“construcción-de-la-realidad”

que pueden surgir de sus infinitas combinaciones; así como entender el foco

“centro-de-gravedad-de-la-percepción”

el que puede ser ubicado en cualquier parte de la

“estructura-cuerpo/mente”

ya sea “automáticamente”, en forma “consciente” y también mediante un `bloqueo hipnótico corporal`.

Sugiero leer ´Psicología de la Posible Evolución del Hombre´ de Ouspensky, da una buena idea de esta forma de encarar el problema, aunque limitado todavía por la concepción newtoniana de la física y la consiguiente supuesta ´evolución´;

dicho “centro-de-gravedad-de-la-percepción” determinará ´la altura´ del “enfoque” vital y en último término la realidad en que viviremos y los “perceptores-procesadores” que la “construirán”.

Bajo esta óptica si nos “subimos” nos transformaremos en “psicópatas”,

si nos “bajamos” nos transformaremos en “animales”,

si nos quedamos al “centro”,
en el “corazón” literalmente hablando, nos situaremos en el “HOMBRE”, en la “compasión”, camino seguro de bondad luminosa hacia la Humanidad.

Es sumamente importante aquí la transmisión a través del cuerpo y en forma personal de esta posibilidad ´ASÍ COMO UNA VELA ENCIENDE A OTRA VELA´ (es imposible llegar a través de los libros o discutiendo intelectualmente, sin duda alguna es psicopatía segura y en el mejor de los casos sólo nos permitirá ´hablar bonito´).

Debido a que los seres biológicos somos “constructores-de-realidades” y más aun el “hombre”; cada uno de nosotros co-creamos junto al otro/otros el mundo a cada momento;

tenemos así que, desde siempre se ha sabido que donde hay un “hombre” consciente todo funciona a su alrededor; es una gran responsabilidad entonces ser un “hombre”, estamos segundo a segundo creando la realidad...

Lo mismo sucede en sentido inverso con alguien que “construye-realidades” inconscientemente, como por ejemplo, un líder sectario que ha sido “poseído” por alguna “idea” o “dios” que se ha activado por casualidad o por alguna otra razón (por ejemplo fumando hachís o bebiendo ayahuasca).

Hay que agregar a esto el concepto de “yo”, el que tiene que ver con una actitud de “alerta-relajada” y con “recordarse-a-sí mismo“

o no “olvidarse-de-sí”;

si nos “recordamos" y "mantenemos-el-yo”,

entonces en alguna medida ajustaremos la “realidad” que nosotros queramos; si nos “olvidamos-de-nosotros” y “perdemos-el-yo”, inevitablemente nuestros cerebros primitivos, nuestros procesadores primarios,
en forma “automática” “construirán-la-realidad” del que tenga el “centro-de-gravedad-de-la-percepción” más fuerte a nuestro alrededor,
siempre es así , o enganchamos nuestra “construcción-del-mundo” a nosotros mismos y a nuestra "voluntad" “consciente” o “inconscientemente” a la de cualquier otro y a la casualidad...

Tenemos así que sería un error pensar que las personas que han sido captadas por una “secta” cualquiera, de una manera reflexiva y en base a una decisión propia generarán a sus respuestas; una vez han perdido el “yo” en las clases de hatha-yoga, en los talleres o en las actividades del grupo,

mediante la disciplina y verticalidad de mando y habiendo enganchado su “construcción-del-mundo” a la de sus líderes,
a partir de allí, todo se resolverá en forma “automática”,
no necesitándose más que de un líder principal y dos o tres secundarios para generar el comportamiento colectivo; no es un asunto de pensar qué es lo que hago, sólo lo hago, en base al patrón colectivo implícito...

Eso es lo espantoso de estas organizaciones, los individuos se transforman en “zombies” de sus líderes, quienes a su vez están obsesionados en una idea delirante, en un “estado-de-conciencia-sub-humano” o un “dios” que los posee...

No hay comentarios.:

Entradas populares última semana